Podemos Cantabria

Podemos Cantabria lamenta que la falta de planificación del ICASS deje en la estacada a cientos de mayores

Podemos Cantabria lamenta que la falta de planificación del ICASS deje en la estacada a cientos de mayores

Podemos Cantabria lamenta que la falta de planificación del ICASS deje en la estacada a cientos de mayores

Podemos Cantabria ha lamentado que la falta de planificación del Instituto de Servicios Sociales (ICASS) del Gobierno de Cantabria durante la actual legislatura haya provocado que más de 800 personas en situación de dependencia se encuentren a la espera de una plaza en una residencia de la Comunidad. La diputada de la formación morada, Verónica Ordóñez, ha señalado que en estos cuatro años el Ejecutivo no ha creado ni una sola plaza pública. “ «En este tiempo no se ha incentivado la concertación de nuevas plazas en las residencias privadas, a las que obliga a realizar mejoras sin incrementar el precio por plaza más allá del IPC , generando además una gran inseguridad jurídica con las medidas incluidas en la ley de acompañamiento recientemente aprobada, a pesar de nuestras enmiendas”, critica.

“Las empresas privadas del sector de la dependencia ya avisaron de que, en estas condiciones, no ofertarían más plazas. Es por tanto que, la Consejería con su falta de voluntad política y de planificación, es la responsable de que no haya más plazas disponibles y tampoco se conozca cómo se va a absorber la demanda que existe, que además está creciendo”, insiste la diputada.

Ordóñez también ha manifestado que si bien el Gobierno mejoró los pliegos de licitación de la ayuda a domicilio en 2018, se siguen incumpliendo las exigencias de las trabajadoras del sector, entre ellas las relacionadas con el kilometraje y los protocolos contra la violencia en los domicilios. En este sentido, la diputada de la formación morada, ha recordado que hay denuncias de trabajadoras del SAD por agresiones. “En muchos casos las quejas han sido formuladas a las propias empresas quienes han hecho caso omiso, lo que ha obligado a las trabajadoras afectadas a presentar denuncia enla propia comisaria. El problema de inseguridad en la atención a personas incapacitadas o con problemas psiquiátricos que se comportan de forma violenta es grave y, a pesar de ello el gobierno sigue haciendo oídos sordos”, lamenta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies