Podemos Cantabria

Podemos presenta sus números uno al Congreso y al Senado

Podemos presenta sus números uno al Congreso y al Senado

Podemos presenta sus números uno al Congreso y al Senado

Podemos presenta mañana a los candidatos que encabezan las listas al Congreso y Senado, en el caso de Cantabria son:

Rosana Alonso, maestra de educación infantil y Secretaria de Movimientos Sociales de Podemos en Cantabria muy próxima a la “marea verde” contra los recortes en educación, participó en las listas al Parlamento de Cantabria con el número 6.

Rosana ha sido el contacto de Podemos con los movimientos sociales de Cantabria con los que ha mantenido un fluida relación, llevando sus peticiones la programa de Podemos para Cantabria y ejerciendo de correa de transmisión con el grupo parlamentario de Podemos Cantabria.

Su vida profesional está dedicada a la educación, en concreto a los más pequeños, por los que siente pasión, es madre dos hijos y su implicación en política le llevó a implicarse en las elecciones de 2011 con Iseco y posteriormente con la “marea verde” participando en manifestaciones, huelgas y en la asamblea de interinos, defendiendo la educación pública contra los recortes. Su pasión por la política y el “cambio” le llevó a participar en las primarias de Podemos donde quedó posicionada como la primera cántabra entre los 350 primeros candidatos.

Kevin Botejara, estudiante del último curso en el grado de Estudios Ingleses y responsable del área de Cultura y Patrimonio de Podemos Cantabria.

Encargado del argumentario cultural del partido en la comunidad autónoma y contacto entre este y el mundo de la cultura de Cantabria, transportando las propuestas de diversos grupos al programa electoral y coordinando su elaboración en este ámbito. Además, ha sido y es uno de los responsables de diseño del partido en la autonomía.

Siempre con incisiva inquietud por la realidad política, lo que le llevó a participar en el 15M en Santander, nunca había encontrado no obstante una opción con las propuestas y la confianza como para formar parte activa hasta la aparición de Podemos.

Siendo uno de esos jóvenes en el umbral de la incertidumbre profesional en su futuro, ya llegó a mirar más que de reojo la posibilidad de marchar a Europa, tiene la voluntad de trabajar para impedir la cronificación de la precariedad y la disposición de defender e impulsar el sector y mundo de la cultura, tan atacado, denostado o incomprendido.

Cree que el Senado ha de ser por fin una verdadera cámara territorial, y para ello quiere llevar la voz de Cantabria no solo de manera teórica a las Cortes, a diferencia de los habituales senadores, de los que apenas nunca se ha oído en la comunidad, cuando no ni siquiera son de ella. Orgulloso norteño, aspira a que las necesidades de Cantabria sean escuchadas, porque puede ser pequeña en extensión, pero sus ciudadanos no son menores.