Podemos pide la dimisión de Lombó y que la Consejería de Educación deje de estar en manos del PRC

Podemos pide la dimisión de Lombó y que la Consejería de Educación deje de estar en manos del PRC
Podemos pide la dimisión de Lombó y que la Consejería de Educación deje de estar en manos del PRC

Podemos pide la dimisión de Lombó y que la Consejería de Educación deje de estar en manos del PRC

Podemos Cantabria ha pedido hoy la dimisión de Marina Lombó, actual consejera de Educación del Gobierno de Cantabria, y que su cartera pase de nuevo a manos del PSOE “viendo el caos en el que se ha visto sumida con la gestión regionalista”. Todo ello tras conocerse la noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha suspendido de forma cautelar la polémica modificación del calendario escolar que se llevó a cabo la pasada semana.

 

Desde Podemos señalan que la Consejería afirmaba que la medida se sustentaba en informes técnicos, pero el TSJC no considera acreditada la necesidad de suspender el periodo no lectivo que debería de estar vigente durante esta semana por lo que, a juicio de la formación, “la medida no fue sanitaria sino política”.

 

La formación morada considera que los últimos acontecimientos “son la gota que colma el vaso” de una gestión de la educación que a su juicio “está siendo desastrosa”. Según afirman, “entendemos que haya que tomar decisiones difíciles sobre la marcha, pero estas decisiones tienen que tener fundamento”.

 

Para Luis del Piñal, coordinador de la formación en Cantabria, “la situación es de tal gravedad que la destitución de la consejera Marina Lombó la damos por hecha”. Del Piñal considera que “esta consejería no puede estar ni un minuto más en manos regionalistas, ya han causado suficiente daño a la comunidad educativa”, aunque consideran que “la gestión de los socialistas también era mejorable”.

 

Por otro lado, del Piñal pide una comparecencia urgente de Miguel Ángel Revilla explicando a las familias qué tienen que hacer mañana con sus hijos, y cómo piensa resarcir a los trabajadores afectados.

 


Comparte