Podemos Cantabria considera un error la decisión de Educación de suspender el periodo de descanso de noviembre

Podemos Cantabria considera un error la decisión de Educación de suspender el periodo de descanso de noviembre
Podemos Cantabria considera un error la decisión de Educación de suspender el periodo de descanso de noviembre

Podemos Cantabria considera un error la decisión de Educación de suspender el periodo de descanso de noviembre

El responsable del área de Educación de Podemos Cantabria, Pablo González, considera que “la decisión de la Consejería de suspender el periodo de descanso de noviembre en los centros educativos, a pocas horas de su inicio, es indignante y una falta de respeto a la comunidad educativa, precisamente en este curso donde todos sus miembros, desde el profesorado, el alumnado, el personal de administración y servicio e incluso las familias, están sometidos a una enorme presión diaria debido a la pandemia, y precisamente ahora, que es quizá el curso cuando se necesita más este descanso para todos y para todas”.

 

Para el portavoz de Educación de la formación morada, lo que demuestra esta decisión es la incapacidad para controlar la propagación de contagios, considerando a los centros educativos como meros espacios donde tener controlada a la población joven durante unas horas al día, y al profesorado como cuidadores, vigilantes, controladores y rastreadores, entre otras muchas funciones añadidas.

 

Desde Podemos consideran que “esta medida tan drástica contrasta con las declaraciones del señor Revilla, hasta hace poco contrario al Estado de Alarma o con que, a día de hoy, Cantabria sea la única en toda la cornisa cantábrica que no ha cerrado su territorio. Hoy se ve como un riesgo dar descanso a la población escolar, cuando hace dos semanas nuestro presidente llamaba a los madrileños para que visitaran Cantabria durante el puente del 12 de octubre”.

 

Desde Podemos Cantabria se preguntan si estamos en manos de incompetentes o de irresponsables. De una u otra manera, la salida es la de replantearse dejar el cargo, tanto por parte de la responsable de la Consejería de Educación, como del presidente del Gobierno de Cantabria.


Comparte