Podemos Cantabria

Señora Díaz Tezanos: no juegue con la esperanza de los débiles

Señora Díaz Tezanos: no juegue con la esperanza de los débiles

Señora Díaz Tezanos: no juegue con la esperanza de los débiles

El cinismo del Gobierno de Cantabria con la dependencia es, simple y llanamente, intolerable e indecente. No se puede jugar con la esperanza de miles de personas de manera gratuita.

Julio Revuelta. Secretario General de Podemos Cantabria

Julio Revuelta. Secretario General de Podemos Cantabria

Quienes hemos tenido muy cerca situaciones de dependencia conocemos, porque lo hemos sufrido, la poca ayuda que hay desde el sector público. Y lo último que necesitan las personas en situación de dependencia y sus familias es que la responsable política de la atención a la dependencia anuncie medidas para las que sabe perfectamente que no ha propuesto incrementos en la dotación presupuestaria para 2017. La vicepresidenta de Cantabria no muestra ninguna vergüenza al hablar de mejoras mientras el presupuesto que ha presentado para dependencia lleva 3 millones de recortes. Se permite hablar de mejoras impresionantes en 2017 en teleasistencia, pero no aumenta la dotación ni un céntimo el próximo año. Además, el borrador que han presentado para 2017 recoge recortes del 24,5% en prestaciones para la autonomía y atención a las personas dependientes, del 9,4% en el servicio de ayuda a domicilio y del 3,5% en el plan de acción de personas con discapacidad. Y la vicepresidenta se permite hablar de mejoras. Humo y marketing político que se alimenta de la esperanza de miles de personas dependientes y de sus familias de que mejore su calidad de vida.

No se le puede decir a la gente vulnerable, como ha hecho la vicepresidenta de Cantabria, que se van a acometer políticas para las que no se presupuesta el dinero necesario. La falta de escrúpulos es sangrante, cargando los recortes sociales sobre los más débiles a la vez que se les dice que el próximo año la situación mejorará. Un ejercicio de cinismo deleznable muy indicativo de la moralidad (o falta de, juzgue quien desee hacerlo) de quien lo lleva a cabo.

Y no es un caso aislado, aunque sí un caso muy grave. Se da en un proceso de cambio en la gestión del Gobierno de Cantabria hacia políticas conservadoras, posiblemente fruto de su claudicación ante los intereses y presiones de los constructores. Unas políticas de recortes sociales, recortes sobre los más débiles, como ya hiciera el PP. Pero en este caso con una particularidad consistente en que mientras recortan nos dicen que lo que hay son mejoras. Por lo que, en el mejor de los casos, nos encontramos ante un Gobierno ignorante que no tiene ni la más mínima idea de lo que hace, o, en el peor de los casos, nos encontramos ante un Gobierno que no duda en recurrir a la mentira y la negación de la realidad tratando a la gente como auténticos idiotas a los que se les puede recortar gastos sociales delante de sus narices y decirles que lo que ven es una mejora. Ellos sabrán (o ni eso) en cual de esos supuestos se encuentran. Nos encontramos, también, ante un Gobierno que dice que no hay dinero pero que incrementa millones y millones de euros en (mal)gasto en ladrillo, cemento y asfalto, en las empresas públicas donde gastan con opacidad y que no duda en atarnos a la deuda durante décadas.


Julio Revuelta

Secretario General de Podemos Cantabria

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies